Francia Juan, "Monito"

1894

Forward

 

Selection: 1918-1922 8 5

 

Clubs:

Newell’s Old Boys 1918

Newell’s Old Boys 1919

Tiro Federal 1922

Rosario Central 1930

Rosario Central 1931 6 1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En tres épocas distintas el fútbol argentino ha tenido otro tantos punteros izquierdos notables: José Viale, Juan Francia y Enrique García.

"Pinoto" era de la época de oro; el "chueco" García de la actual y el "Mono" Francia de aquella época depurada, del fútbol estilizado y de alta calidad, que se inició por el 1915.

Sus antecesores habían sido Viale, Juan N. Perinetti, Plimeni hasta que un día, tras de haber integrado ya los seleccionados rosarinos, fue requerido para integrar el equipo argentino, debutando contra los tradicionales rivales, los uruguayos.

En 1922, Francia integró la representación argentina que intervino en el campeonato sudamericano efectuado en Río de Janeiro y ese mismo año, en San Pablo, jugó la copa "Roca" frente a los brasileños.

Juan Francia tenía características propias. Poseía una infinidad de recursos. El público, en todas partes que actuó, lo admiró por esas condiciones, la rapidez en sus desplazamientos y la colocación de centros matemáticos. Esto cuando no finalizaba una carga con esos formidables shots cruzados lanzados desde un ángulo que parecía imposible se fueran a convertir en goles.

Después esa habilidad extraordinaria que tenía cuando el defensor contrario lo arrinconaba en la esquina de la cancha. Francia, bien salía con la pelota o bien punteaba un córner que, por su precisión era un peligro para la valla contraria. Puede decirse que era una jugada esperada y los contrarios, por más que trataban de evitarlo, sorpresivamente se veían impulsando la pelota al córner.

 

El "Monito" Francia, uno de los jugadores más bullangueros que tuvo el fútbol de Rosario, supo en cambio, ser extremadamente cuidadoso de su estado físico. Había declinado, poco menos que caído en el olvido, cuando se produjo su resurgimiento y volvió a integrar con éxito el primer equipo de Rosario Central formando pareja con Gerardo Rivas que ganó el campeonato local en 1930.

Tenía 37 años cuando jugó su último match en primera división profesional y lo hizo vistiendo la casaca de Provincial.

Ahora, con más de cuarenta años, todavía sabe vestir los pantalones cortos para jugar en algún partido de veteranos. ¡Y el "Mono" siempre es el "Mono!. Pasan los años, pero cuando él está en la cancha se siente como cuando tenía veinte abriles y... se hace presente el bullanguero por todos conocidos.

Mientras tanto el público lo aplaude y se deleita con sus jugadas como en 1918.